Fotografia propiedad S52

Extraordinario castillo histórico para reformar con un enorme potencial de inversión. Guadalajara

Ref. S52

Espectacular castillo del siglo XIV que necesita una reforma interna, ideal para albergar un hotel de lujo.
  • Precio 2.000.000€
  • 1 habitación
  • 1 baños
  • 1.500 m2 construidos
  • 4.000 m2 de terreno
Brochure
Con la misma apariencia que un castillo medieval de ensueño de un cuento de hadas, esta magnífica propiedad se erige en los verdes campos de Guadalajara. Este extraordinario castillo histórico ofrece la oportunidad de crear algo totalmente único y además representa una oportunidad de inversión que no puede dejar pasar: es una ocasión de oro para cualquier comprador que desee devolver al inmueble su esplendor de antaño.

Este extraordinario castillo histórico, que parece sacado de un cuento de hadas, ofrece la oportunidad de crear algo totalmente único.

Hace poco, la propiedad fue el centro de un proyecto de desarrollo cuyo objetivo era transformar la propiedad en un hotel de lujo de cuatro estrellas con gran singularidad: una propuesta única en el sector hotelero español, con un mercado objetivo compuesto por exigentes turistas de alto poder adquisitivo que demandan servicios de lujo y sienten interés por el legado arqueológico e histórico de España. No obstante, por su carácter tan especial, también cuenta con un enorme potencial de inversión como espacio para la celebración de conferencias y eventos, como restaurante o, incluso, como vivienda particular.

Este extraordinario castillo histórico se ubica en un terreno de 4.000 m2 y su superficie total construida asciende a los 1.500 m2. Está distribuido en una clásica formación cuadrada con una fortaleza central compuesta de una impresionante torre con ventanas y matacanes, así como de muros perimetrales rematados con almenas. La puerta de entrada está formada por un arco apuntado, donde un blasón recuerda su pasado aristocrático medieval.

En la actualidad, tan solo se ha llevado a cabo la reforma de la estructura interna del castillo (muros, almenas, torreón, etc.), por lo que el nuevo propietario deberá completar la distribución y los acabados interiores, así como instalar los servicios necesarios. ¿La recompensa? Una propiedad a la altura de la realeza y la satisfacción de darle a este noble castillo la segunda vida que merece.

¿Quieres saber más sobre esta propiedad?